viernes, 10 de junio de 2016

Apuntes sobre teatro breve


"La despedida", de Erik Venzor. Foto: Angélica Espinoza
Si en la vida muchas veces lo chico es grande, en la historia de la literatura española esta observación es sin lugar a dudas válida para la larga y riquísima tradición de las formas teatrales breves, cuya presencia es mucho más destacada que lo que habitualmente se conoce. Con estas palabras Margot Veerteg, de la Universidad de Ámsterdam introduciría el 19º foro hispano sobre teatro breve. Y es que la permanencia de las formas breves en el teatro ha sido constatada en un sinnúmero de textos de diversas épocas; ya sea que hablemos de teatro de la edad media o de los cuadros litúrgicos denominados sacramentales, de entremeses cervantinos e incluso de teatro musical breve en tiempos de la zarzuela, la brevedad de su duración se  evidencía como característica. Si el teatro grande ha conocido varias épocas de letargia, las formas breves han gozado en todos los tiempos de una estima sostenida, dirá Veerteg.

También los dramaturgos contemporáneos han encontrado inspiración en la brevedad, que más allá del género de  cada  pieza teatral cumplen con el objetivo de comunicar su discurso a través de la síntesis y la intensidad.  Tal como lo señala el Centro de Investigaciones de Semiótica Literaria, Teatral y Nuevas Tecnologías, SELITENAT, de estos dos elementos fundamentales la síntesis es el detonante y la brevedad su consecuencia. Me atrevo entonces a decir que una historia condensada se despliega con gran fuerza, o al menos debería.

Jesús Pérez, en "Monólogos de la barriga"
En la ciudad de Chihuahua esta práctica ha tomado fuerza gracias a la iniciativa de un grupo de creadores locales. El gestor cultural Ernesto Medina tuvo a bien convocar a directores con el proyecto de presentar obras de teatro utilizando como foro las habitaciones de una antigua casa. Cada director eligió entonces un sitio para su puesta en este espacio poco convencional: habría teatro en cada cuarto, en la cocina, en el patio y ¡hasta en el baño! Solo quedaba por definir el nombre con el que dar a conocer el programa, pues eran noticia la serie de representaciones cortas que, aunque con una dinámica distinta, se presentaban en otros sitios bajo el nombre de micro teatro. Fue durante una reunión del equipo de trabajo donde un miembro de Camelot arte, cultura – uno de los grupos convocados -, sugiriera  teatro breve para nombrar a la naciente propuesta. Y así quedó registrado.

Iniciando a finales del 2015, el proyecto recogió seis obras inéditas que se representarían al mismo tiempo y durante seis ocasiones continuas, dando al público la oportunidad de escoger tanto la obra como el momento para verlas. Esta forma de presentar la brevedad encontró tan buena acogida por parte del público que ahora van ya en su tercera temporada con algunas de las obras iniciales y otras más que se han sumado. Teatro breve se presentará en el foro Campobello, los viernes y sábados comprendidos entre el 10 y el 25 de Junio.Si usted acude encontrará como Veerget: Una placentera exploración sobre el variopinto panorama del teatro breve.





        Teatro breve: Primera temporada